WEB: FUNDACION LIDIA GARCIA
 
Inicio / Presentación
Proyecto / Actividad



PROYECTO Y ACTIVIDAD:
 
 

I GUÍA CANARIA RUTAS DE SABIOS GUÍAS INTÉRPRETES

2011


Una herramienta para la humanización de nuestro patrimonio canario y la puesta en valor de los lugares de interés y la historia de nuestros pueblos.

Es el Momento de Potenciar que Canarias Presente y  Ofrezca a sus Ciudadanos y Turistas:


Actualmente, podemos asegurar el éxito de esta proyección por el interés educativo, cultural y turístico que ha suscitado “La Ruta del Agua” de los Sabios guías intérpretes. (Se adjunta material diverso referente a dicha Ruta).
La presentación al público de los lugares de importancia patrimonial (natural o cultural) de Canarias requiere de una interpretación del patrimonio con carácter creativo, humano; entendido como el arte de revelar el significado e importancia del legado histórico y natural al visitante que está en su tiempo libre en un lugar de interés patrimonial, para que lo comprenda, lo viva, lo aprecie y contribuya a su conservación.

La Guía Canaria de Rutas de los Sabios guías intérpretes no sólo se fundamenta en contenidos teóricos y muchas veces carentes de poder simpatizar con el receptor. Sino que su atractivo radica en el acompañamiento de un grupo de personas mayores activas que han formado parte de la historia del lugar de interés patrimonial. Personas que transmitirán conocimientos, experiencias, anécdotas, simbolismos, cercanía.

A continuación se expone la propuesta de desarrollo de la Guía Canaria de las Rutas de Sabios guías intérpretes para ser promovida a nivel regional por el Gobierno de Canarias en las siete islas:

Programación General de Desarrollo Guía Canaria

 

 




Trabajo en Red de Cooperación y Patrimonio


La implementación del proyecto de Sabios Guías e Intérpretes en el ámbito de las siete islas del Archipiélago, supone un reto e iluisón para la dinaminación social de nuestro patrimonio cultural y natural y su puesta en valor. Hacerlo con la impliación activa de las personas mayores, de las entidades y localidades seleccionadas,  significa no sólo, añadir rostro humano a la historia reciente, sino reconocer que son ellos y ellas las protagonistas del pasado que juntos hemos heredado.

Este patrimonio y el paisaje que lo contiene se convierte en contenedor de historias, cuyas llaves y claves están en la palabra de las personas mayores con las que queremos abrir a la comunidad, las nuevas lecturas, que son las viejas formas de relación entre nosotros y el territorio. Por tanto, el objeto: la memoria del paisaje, y los sujetos: las personas mayores como activos humanos que se convierten en protagonistas de la intervención y de su historia.

La metodología del trabajo en equipo (dinamizadores, formadores, voluntarios, receptores)  la multiplicación de entidades (Universidad, Gobierno, Cabildos, Ayuntamientos, Agencias de Desarrollo), y la diverisdad de escenarios de  trabajo (siete islas, siete localidades) nos obliga a trabajar desde la práctica de la cultura de redes, teniendo a la cooperación y coordinación como herramientas y activos fundamentales del proyecto.

Esta cooperacíon entre las entidades y las personas que van a llevar a cabo el proyecto, significa también un esfuerzo y aprendizaje que supere las limitaciones que impone la insularidad. Esta voluntad implica ventajas visibles y ocultas que pretendemos reconocer y convertir en oportunidades. Oportunidades de conectividdad y conocimiernto mutuo que ayude a compartir recursos e ilusiones entre las islas y los proyectos que pretendemos poner en marcha.

Las herramientas de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son parte imprescindible para mejorar la eficiencia del trabajo. La ventajas de estas tecnologías acortan tiempos y distancias para mayor rendimiento del trabajo, lo que nos permite trazar nuevos objetivos como mantener en red los activos del proyecto, más allá del tiempo de ejecución.

Todas estas oportunidades tecnológicas no nos pueden apartar de la red humana, la que se deriva de los encuentros y del conocimiento mutuo de compartir los mismos objetivos en el proyecto, es decir la cooperación y la red como herramienta, pero también como finalidad, como objetivo de trabajo. Muchas, la mayoría de las personas que van a participar del proyecto no se conocen, teniendo en Sabios, Guías e Intérpetres un nuevo espacio de encuentro y coordinación del que estamos seguros se van a generar sinergias que superan los encuadres de este proyecto.

Los mayores, los dinamizadores y los públicos a los que están dirigidas las acciones van a convertirse, con el encuentro y la coordinación, en multiplicadores del proyecto, por lo que superada esta primera fase, cada Isla podrá disponer de personas y equipos que puedan generar nuevos ámbitos de intervención.




Colaboran